Unas 80.000 personas tuvieron que ser evacuadas en las Filipinas debido a un fuerte tifón y a la aproximación de un nuevo huracán. Además han sido cancelados todos los vuelos a ese país, informó por el portal australiano ABC News.

El tifón que se aproxima se llama Usagi y está en la categoría de las tormentas más peligrosas. Sus fuertes ráfagas de viento alcanzan velocidades de hasta 240 kilómetros por hora. Los meteorólogos declaran que es el huracán más fuerte que ha recorrido la costa oeste del océano Pacífico en este año. 
 
Luego de pasar por las Filipinas, se dirigirá a Taiwán y Hong Kong.