Detenidos tras hallarse a su hijo esposado y con un pollo muerto al cuello
(CNN)
 El niño, de 11 años, estaba esposado en el porche de la casa. Tiritaba y tenía atado un pollo muerto en el cuello. Una agente de Carolina del Norte lo encontró en estas condiciones y los padres del chico, un trabajador de servicios sociales y una enfermera, han sido encarcekados por maltrato infantil, según dijeron las autoridades el sábado. El niño y otros cuatro menores adoptados que vivían en esta casa al sur de Monroe fueron puestos bajo la custodia de una agencia externa, de acuerdo con el Sheriff del Condado de Unión, Eddie Cathey.

Dorian Lee Harper y Wanda Sue Larson, ambos de 57 años, enfrentan cargos de abuso infantil por infligir lesiones graves, detención ilegal, y crueldad hacia los animales, dijeron las autoridades.

Larson también enfrenta cargos de omisión intencional de cumplir con su deber como funcionario público. Ella es supervisora del Departamento de Servicios Sociales del Condado de Union. El departamento "se esfuerza por ayudar a las familias mantenerse a sí mismas y proporcionar atención y protección a los niños, los discapacitados y los ancianos", dice su página web.

"Conocemos a Wanda Sue Larson", dijo a CNN Cathey. "Mis agentes han trabajado con ella a menudo. Ella maneja una gran cantidad de casos de los servicios sociales aquí todo el condado de Union. Estamos consternados".

Cuando se le preguntó acerca de la detención de Larson, Vines Brett, oficial de información pública del Condado de Union. Se espera que la pareja comparezca ante la corte el lunes por la mañana.

El niño en el porche en apariencia es el único de los hijos que parecía mal atendido, dijo Cathey. "Los cinco hijos se someterán a evaluaciones médicas para determinar si fueron maltratados", aseguró el sheriff.

"A nuestro juicio el chaval había sido esposado allí esa mañana ", dijo el sheriff. "Hemos sabido que era frecuente que a este niño en particular lo esposaran. No está claro si a los otros niños les aplicaban la misma disciplina", señaló.

El descubrimiento se produjo el viernes cuando un agente del condado de Unión acudió a ver qué ocurría en respuesta a una queja sobre un animal en la casa del al lado. Entonces vio al niño en el porche.

El niño estaba atado po el tobillo con un par de esposas, de acuerdo con la Oficina del Sheriff del Condado de Union. Un pollo muerto colgaba de su cuello.

Momentos más tarde, dijeron las autoridades, Harper apareció en el porche y le preguntó al agente qué hacía allí.

Un niño dentro de la casa abrió la puerta y soltó varios perros grandes que persiguieron al agente hasta su coche patrulla.

Cuando llegaron más refuerzos a la casa, las autoridades la registraron. Sacaron cinco hijos, de 8, 9, 11, 13 y 14 años de la vivienda.

Harper supuestamente vivía en la residencia con Larson. Habían adoptado cuatro de los niños y eran los padres adoptivos del chico de 11 años que estaba atado en el porche.

Los otros cuatro niños estaban en buen estado, dijo el sheriff capitán Ronnie Whitaker. Dos de los pequeños son hermanos aunque el que estaba atado no tiene vínculo sanguíneo con los demás.

Todos los niños son educados en casa y no van a la escuela, dijeron las autoridades. Cathey dijo que Harper y Larson afirman estar casados, pero eso no ha sido confirmado.

La casa se encuentra en una finca de 30 acres donde hay varios animales sueltos incluyendo caballos, gallinas, gansos, perros y llamas. Alrededor del 95 % de los animales parecían estar sanos y bien alimentados, según el sheriff.

Las autoridades no tienen registros anteriores de las llamadas a la casa, según Whitaker.

La oficina del alguacil dijo que Larson no estaba presente en el momento del incidente del viernes, pero se le acusa de ser cómplice de supuestos malos tratos en curso.

Jeanette Wallace, una vecina de 62 años, dijo que a menudo los animales estaban sueltos fuera de la casa de los sospechosos. "Suelen ser animales exóticos, nada de gatos o perros..." dijo ella. "Traté de ir allí para hablarles de sus animales, pero nunca respondieron", aseguró.

Harper se encuentra detenida bajo una fianza de 500.000 dólares, y la de Larson se ha fijado en 525.000.

Harper es una enfermera de la sala de emergencia en el CMC -Union en Monroe, según la portavoz de Teri Mitchell Porter. Ha sido puesto en licencia administrativa , dijo.