El exmilitar británico que en agosto manifestó que la princesa Diana podría haber sido asesinada ha dejado el territorio del Reino Unido, según informa el periódico 'Daily Mail'. 
 
En agosto la Scotland Yard recibió nueva información sobre el fallecimiento de la princesa Diana en accidente de tráfico en 1997. Según los datos, supuestamente presentados por un exmilitar del Servicio Especial Aéreo del Reino Unido, la princesa de Gales podría haber sido asesinada por un miembro del Ejército británico.